Blogia
Danma

Aunque pasen los siglos, no cambiamos...

Aunque pasen los siglos, no cambiamos...

Bueno, hoy voy a contaros una historia, que para muchos será tostón seguro, pero estando el otro día en clase de historia, me gustó y creo que es de interés "social" ahí va:

Se trata de unos poemas de la miniatura persa, sobre el año 1200 aproximadamente, del autor Nizami y realizada en los talleres de Shiraz y la historia se llama "LAYLA Y MAJNUN" Unos amores que la locura y la pasión destruyen. Lo que narra es muy simple: el príncipe Brahan descubre la habitación de los siete retratos" y en esa habitación se encuentra con una joven....Pero su sentido interno esta lleno de matices, hasta el punto de que una explicación completa de esta aparentemente inocente miniatura nos resuta trabajosa.

"La habitación de los siete retratos" (la que vamos a contar ya que hay muchas historias) Se trata de un cuarto que pertenece al palacio donde Brahan se ha criado, pero ha permanecido cerrada hasta el momento. Se evoca con ello el mito de la "habitación secreta" (uhhhhhhhhhh) un modo de abrirse del espacio a nuevas percepciones. El mundo archiconocido del palacio, que de pequeño ha recorrido infinitas veces, se desdobla hacia dentro. Lo que hasta el presente "no existía" es descubierto como crecimiento de un nuevo deseo, aquel que le conduce hacia el encuentro. El hecho de descubrir una habitación en el palacio de la infancia indica, pues, la apertura de una nueva dimensión de la realidad visible.

El "cuarto encontrado" no es más que el propio corazón del adolescente, lleno de anhelos que lo conducen hacia nuevos terrenos, que el artista despliega ante nosotros como un misterio qe debe ser desentrañado.

 

A los pies de la pareja (foto de arriba) se halla un poco negro, separándolos, situándolos a uno frente al otro, en una frontalidad que solo puede ser superada mediante la contemplación de los retratos. Sus miradas se elevan hacia ellos buscando la respuesta, pues si avanzan imprudentemente el uno hacia el otro caerían al poco. Esa mancha negra de color que el artista ha embellecido, representa el mundo informe e indeterminado del que emanan los retratos.

Los jóvenes, para realizar su unión completa, no cayendo en el pozo de la insatisfacción, deben sutilizar sus cuerpos, su modo de percepción del otro. Es el descubrimiento del cuerpo sutil lo que convierte su unión en algo maravilloso, y no el mero satisfacer de sus instintos, que no conduce a la unión sino al enfrentamiento, a la posesión frontal del otro.

La miniatura en sí, se trata de una invitación a sutilizar nuestras vidas, a no caer en la animalidad: la promesa de un encuentro más elevado para aquellos que sepan desembarazarse de sus torpezas y adetrarse en el conocimiento de la realidad como algo sutil que destila hacia los cuerpos. Los jóvenes se encuentran ya en el verde irradiante (arriba en la foto se ve el juego del artista con el significado de los colores) pero el trayecto para por una sublimación del encuentro.

 

Pasad una buena semana, yo todo trabajos, trabajos y exámenes...

y felicitar desde aquí a David que el martes fue su cumple, ya sabes que me acordé jejeje, y el regalo y la pelí...espero que te gustasen, bueno cumple muchos más y que lo vea. Zoo...

 

Pd: la foto es de la historia pero no tengo otra mejor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Juanan -

Hacia un tiempo que no me pasaba por aqui;). Me ha gustado la historia de la sala de los 7 retratos ;).. Sobre todo la alusion a la nueva ventana.. ;).. Bueno.. sigue escribiendo muxo y nos vemos en 2 findes ;).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres